mauricio rosenmann taub

home welcome impressum
news documents/souvenirs &more photos links
Prepárese para asistir a un delicado acto de equilibrio entre poesía y música, entre gracia e inteligencia, entre humor y misterio. Mauricio Rosenmann es un deslumbrante innovador que juega con sonidos y palabras y les arranca tonos y significados iluminadores. Tuve la suerte de “ver” esta obra cantada en Berlín y junto al resto del público abandoné al final la sala con una sonrisa beatífica.

Antonio Skármeta

Bereiten Sie sich, um einen zarten Balanceakt zwischen Dichtung und Musik, zwischen Anmut und Intelligenz, zwischen Humor und Mysterium beizuwohnen. Mauricio Rosenmann ist ein blendender Erneuerer, der mit Klängen und Worten spielt und ihnen erleuchtende Nuancen und Bedeutungen entlockt. Ich hatte das Glück, dieses Werk oder diesen Gesang in Berlin zu “sehen” und am Schluß verließ ich mit dem Rest des Publikums den Saal mit einem seligen Lächeln.

Antonio Skármeta

Desde sus primeros poemas de Freiburg aparecidos en mutua colaboración en golem 1'1, en 1960, Mauricio Rosenmann ha recorrido su propio camino, tan visual como intelectual, tan ‘concreto’ como imaginario, tan metódico y ‘experimental’ como en un juego, tan consciente de la lengua como musical. En su charla de Berlín El lugar del encuentro (2002) penetra en el lenguaje hasta en los rincones más recónditos.

Friedhelm Döhl

Seit seinen frühen Freiburger Gedichten aus dem gemeinsamen golem 1'1 (1960) ist Mauricio Rosenmann seine eigene Wege gegangen, so visuell wie intelektuell, so ‘konkret’ wie imaginär, so methodisch ‘experimentell’ wie spielerisch, so sprachbewußt wie musikalisch. In seinem Berliner Vortrag Der Ort der Begegnung (2002) geht er in die Sprache hinein – in ihre Ritzen.

Friedhelm Döhl

El poeta y compositor Mauricio Rosenmann es un incomparable artesano del lenguaje. Hasta ahora ningún investigador ha sabido examinar de tal manera poemas en alemán y en español hasta en los componentes más sutiles de su estructura y así obtener material polifónico para nuevas composiciones. Es un gran placer tener un diálogo espiritual con él sobre esta materia. La visión y la audición se aguzan y se percibe algo que viene de lejos y vislumbra e indica el futuro.

Eugen Gomringer

Der Lyriker und Komponist Mauricio Rosenmann ist ein einzigartiger Spracharbeiter. Noch hat kein Analytiker es in gleicher Weise verstanden, Gedichte in deutscher und spanischer Sprache bis in die feinsten Bestandteile ihrer Struktur zu untersuchen und daraus polyphones Material zu neuen Kompositionen zu gewinnen. Es bereitet große Lust, mit ihm darüber in einen geistigen Dialog zu treten. Man schärft dabei Auge und Gehör und nimmt etwas wahr, das von weither kommt und weit in die Zukunft weist.

Eugen Gomringer

Neue Züriche Zeitung, 20.12.2003

Poesie des Alltags

Kammermusik für Stimme …

Da zog ein Sänger sein Mobiltelefon hervor und suchte den Kontakt mit 
einer Person, von der man nicht wusste, ob sie überhaupt vorhanden ist. 
Theatralisch gewiss keine neue Idee, indes entwickelte der Komponist 
Mauricio Rosenmann aus dieser Keimzelle in seiner «Solomisazione - 
Opera per una persona sola» (1997-2002) eine Musiktheater-Szene mit 
Witz und Hintersinn. Und der versierte Vokalartist Javier Hagen machte 
etwas daraus und steckte sein Publikum im Kulturhaus Helferei in Zürich 
sofort in seine Tasche.…
Alfred Zimmerlin
Mail del poeta Raúl Zurita acerca del poema Modulación - coplas y motes sobre «la vida pasa corriendo» del libro El lugar del encuentro

E-Mail des Dichters Raúl Zurita über das Gedicht Modulación - coplas y motes sobre «la vida pasa corriendo» im Buch Der Ort der Begegnung

23.09.07

Querido Mauricio,

acabo de leerlo, abrí el Pdf sin problemas y te aventuro algunos comentarios. El poema en sí, con sus transformaciones, su polilingüismo, sus descontrucciones, sus unidades visuales, es de una belleza cómo decirlo, es de una belleza estupefaciente. Es a la vez un pentagrama y uno siente casi en forma angustiosa la necesidad de lo audible, de una voz, de un sonido. Pocas veces uno se encuentra tan frontalmente con los límites de la grafía, con lo silencioso de lo visual, con el aterrador silencio de una página y por consecuencia con el aterrador silencio de todo aquello que hemos dado en llamar la literatura. Me refiero concretamente a la ausencia del sonido, del sonido físico, medible. A la inversa la música es aterradoramente ciega para el que escucha, pero está la mediación de la partitura, de la página con signos. Lo que pones al final sobre el oído y la vista me pareció fundamental.

Tengo dudas sobre el autoanálisis. No porque no sea exacto, sino porque es incolmablemente inferior al poema y lo constringe tal como los comentarios en prosa de Juan de la Cruz restringen sus cánticos y los comentarios en prosa de Dante a La Vita Nuova restringen el poema. Los comentarios, por inteligentes y profundos que sean reflejan siempre la cultura de su momento, el horizonte presente de las expectativas a la cual esos comentarios tratan de corresponder, los poemas sobrepasan radicalmente su propio horizonte cultural, y me parece que tu análisis no escapa a eso, respondes a las preguntas de tu presente, a una expectativa de lo presente o de las reflexiones de un momento. Tu poema no. Se puede hacer toda una teoría al respecto y por supuesto una que defienda los comentarios en prosa como el gesto trasgresor y ver en Juan de la Cruz a un precusor de Derrida, pero son finalmente fantasías. Siento que tu comentario debe ir en otra parte, no allí. La poesía, el arte en general es una apuesta permanente frente a la ceguera, la mudez y más aún, la incomprensión. Precisamente gran parte de la poesía concreta y visual cayó en la necesidad de autojustificarse frente a la incomprensión con teorizaciones que la gran mayoría de las veces resultaron totalmente escleróticas y por ende letales y paralogizantes. Los últimos libros de Haroldo de Campos eran introducciones de 50 páginas a un poema que tenía cinco. No es tu caso en absoluto, sin embargo la reflexión teórica que tú haces, apasionante en sí misma, la pondría en otro volumen.

Me alegra enormemente que la publicación de tu libro se haya solucionado. Como te decía, cuenta conmigo. En octubre voy a estar más o menos inubicable porque voy a andar en Estados Unidos y México con idas y vueltas, pero a partir de noviembre no me muevo de acá.

Un abrazo fuerte,

Raúl

(publicado con previa autorización de Raúl Zurita)